Página Principal
Quiénes Somos Nuestra Fe Directorio Iglesias Dirección Templos Administración
Dorcas CUMIS JUMIS MED
Letras/Acordes Acordes de Piano Acordes de Guitarra
Galerias de Fotos
Portal de Noticias Eventos Nacionales Eventos Regionales Celebraciones
Formulario de Contacto

 

La Palabra que invade todos nuestros sentidosbiblia

 

ANCLADOS EN LA PALABRA DE DIOS

 

Para el éxito como cristianos es fundamental el desarrollo de una relación dinámica con la Palabra de Dios. Aprehender la verdad del Señor hasta el punto de vivir por ella, debe ser nuestra meta.

Por HOWARD ANDREJOL

Dios se ha dado a conocer a los hombres, se ha revelado. Para nosotros hubiera imposible saber quién es Él si Él no se hubiera presentado. Afortunadamente hoy  sí podemos conocerlo por medio de la Biblia. En ella vemos el carácter de Dios y su plan para nuestras vidas. ¡El estudio del texto bíblico debe ser entonces una prioridad para ti y para mí! Versículo a versículo conoceremos a Dios y su forma de relacionarse con nosotros. Versículo a versículo nos conoceremos a nosotros mismos y la forma de relacionarnos con Dios.

Tú y yo debemos leer y escuchar La Palabra de Dios constantemente. Y, de hecho, quisiera animarte a ir un paso más allá. Procura también HABLAR  La Palabra de Dios constantemente.

Siempre me ha llamado la atención esta instrucción de Dios a Josué:”Nunca  se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien” (Josué 1:8).

La clave del éxito está en la obediencia a la Palabra de Dios. La clave de la obediencia está en meditar en la Palabra de Dios. ¡Pero la clave de meditar está en HABLAR  la Palabra de Dios!

Cuando logras desarrollar el hábito de repetir, expresar, anunciar, verbalizar el texto bíblico, es porque ya ha dejado una huella en tu mente y en tu corazón. Es un reflejo de tus convicciones. Es una evidencia del  tesoro  que hay en ti: “Hijo mío no te olvides de mis enseñanzas; más bien, guarda en tu corazón mis mandamientos. Porque prolongarán tu vida muchos años y te traerán prosperidad. Que nunca te abandonen el amor y la verdad: llévalos siempre alrededor de tu cuello y escríbelos en el libro de tu corazón. Contarás con el favor de Dios y tendrás buena fama entre la gente” (Proverbios 3: 1-4).

¿Conoces a personas que frecuentemente citan refranes populares para explicar algunas de sus decisiones? Yo sí. De hecho, a veces uso frases como “al que madruga, Dios lo ayuda” o “el que mucho abarca poco aprieta”; y en ocasiones hasta he desarrollado mi propia versión de “no dejes para hoy lo que puedes hacer mañana” (qué mal ¿verdad?).Cuando hablamos con frases así reflejamos algún tipo de convicción y, por lo tanto, nos disponemos para algún tipo de decisión.

¿Qué pasaría si, además de dichos, habláramos constantemente la Palabra de Dios? ¡Estoy seguro que nuestras decisiones cambiarían radicalmente!

Este era uno de los hábitos de Jesús. Solía hablar la verdad de Dios constantemente, como un reflejo de sus convicciones, como una forma de enfrentar sus decisiones.

En Mateo 4: 1-11 encontramos uno de esos momentos. Lee el pasaje y observa la manera en que Jesús vence las tentaciones en cada. No cedió a la presión de obedecer al diablo, más bien, derrotado, este lo dejó (v. 11). Tú y yo podemos hablar hoy La Palabra para pelear y vencer al tentador! Al hablar de las luchas espirituales, Efesios 6:17 nos recuerda que nuestro único elemento de ataque para derrotar al diablo es la espada del  Espíritu, que es La Palabra de Dios: “Tomen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios”.  Específicamente en este texto se nos aclara que la daga –espada para pelear cuerpo a cuerpo- es la expresión verbal, oral, hablada del texto bíblico. No es la palabra escrita; es la verdad de Dios que tú pronuncias  frente al enemigo para derrotar sus mentiras y engaños. Te invito a leer, escuchar  y  hablar La Palabra de Dios momento a momento. Haz una lista de citas bíblicas clave que vas a memorizar para meditar en ellas y aplicarlas en tu vida diaria.

 

Howard Andruejol es pastor de la Iglesia El mensaje de Vida y Director del Instituto Especialidades Juveniles Guatemala; es también editor de la revista “Líder Juvenil”.